Historia del Humor en España (3)

Cu-Cut_21-07-1910

Con Cea Bermúdez se produce la apertura de las universidades, que estaban cerradas, y la libertad de imprenta  en 1834, lo que propicia la aparición de nuevas publicaciones, como El Artista, fundada por Federico de Madrazo en 1835 y El Semanario Pintoresco Español en 1836. Posteriormente aparecerían Mata-Moscas y La Concordia. Sin embargo el más popular fue Fray Gerundio. Se unen a la lista El Guindilla, La Risa (1833) y La Carcajada (1844), de Madrid.

Los periódicos nacen y mueren en esta época de turbulencias políticas hasta que la llegada de la Primera República en 1873 parece poner un poco de paz en el sector. Es entonces cuando aparecen muchos periódicos como El Norte de Castilla en Valladolid (1854), La Vanguardia en Barcelona (1881), El Liberal (1879), El Noticiero Universal (1888), El Pueblo en Valencia (1894), El Adelantado (1895) o revistas satíricas como Gil Blas (1864) con excelentes caricaturas de Ortego. Y aunque pueda sorprender en 1867 apareció La Polla Elíptica. De esta época son también las revistas Guirigay, El Tío Palique y el Murciélago. La más popular fue La Flaca, publicada en color, que más tarde pasaría a llamarse La Nueva Flaca, incluso La Carcajada.

Las publicaciones satíricas responden a la demanda del público y continúan apareciendo títulos, como La Campana de Gracia, que se publicó durante más de 60 años, con dibujantes de la talla de Apeles Mestres, Pellicer y Yunglada. La caricatura era el género de moda. Cilla alcanzó gran notoriedad con sus dibujos en El Mundo Cómico. En 1880 aparece  Madrid Cómico editado entre otros por Sinesio Delgado. En 1881 se publica La Broma y en 1884 La Caricatura. En años posteriores aparecerían La Jeringa, La Risa y Gedeón.

 

 

 

Compartir