Historia del humor en España (5)

A finales del siglo XIX la población de España apenas llegaba a los 19 millones de habitantes.

El 75% de la población era analfabeta.

En Octubre de 1898 fuimos vencidos por los Estados Unidos, vendiendo nuestras colonias de Guam, Filipinas y Puerto Rico por algo más de veinte millones de dólares. Cuba se independizaba, o eso parecía al menos, aunque la bota de Estados Unidos apretaba fuerte.

Estos acontecimientos eran fuente de inspiración para dibujantes y humoristas. El pesimismo y la tristeza por las pérdidas de estos territorios quedó patente en la obra de los mejores dibujantes de la época. Las revistas El Mentidero y Gente Vieja dan testimonio impreso de ello. En 1902 aparece Cu-Cut, revista catalana antimilitarista de gran notoriedad. Papitu sigue sus pasos en 1908 con un humor atrevido y crítico lo que le valió en alguna ocasión el castigo de la censura de Primo de Rivera. En su nómina de humoristas figuraban nombres de la talla de Nonell, Yunglada, Labarta, Juan Gris, Gargallo, Mompou y Canals.

El 1915 nace la revista semanal España, dirigida por Ortega y Gasset. La lista de colaboradores es apabullante, Gregorio Marañón, Ramiro de Maeztu, Pío Baroja, Eugenio D’Ors.

Los chistes y caricaturas corrían a cargo de Bagaria y marco. Las revistas comenzaron a incluir chistes y tiras humorísticas. Junto a las revistas mencionadas, aparecen otras, como El Don Juan, La Hoja de Parra, La Saeta, Chicharrito…

Madrid lanza Buen Humor en 1921, Muchas gracias, Gutiérrez en 1927 con Mihura, López Rubio, Tono, entre otros. Otras revistas fueron El Álbum de los Niños, Patufet, Monos, Gente Menuda editada por Blanco y Negro, Dominguín y Charlot.

 

 

Compartir