Pablo Carbonell

 

Como cantante líder del grupo “Toreros muertos” Pablo Carbonell se apuntó un tremendo éxito con el tema “Mi agüita amarilla” cuya letra es muy descriptiva de lo que sucede, o podría haber sucedido a él cuando entra en el baño a mear… Mira y escucha a “Toreros muertos” Pinchando Aquí

Otro de mis personajes de referencia de aquella “movida madrileña” es Pablo Carbonell. Recuerdo sus primeras apariciones en “La Bola de Cristal” junto a su entonces compañero de locuras, Pedro Reyes, y mas tarde, liderando aquel gamberro y rompedor grupo de pop “Los Toreros Muertos”.

Desde entonces la mayor parte de su carrera ha estado centrada en la televisión participando y conduciendo algunos de los mejores programas de la parrilla. Como actor de teatro no le conocía, pero acabo de verle interpretar hace unos días en una obra de teatro divertidísima titulada “Sin paga, nadie paga”.

El humor absurdo y divertido de “Toreros muertos” con Pablo Carbonell al frente se hace patente en “Yo no me llamo Javier”. Mira y escucha este tema Pinchando Aquí.

He quedado con él en su casa de Madrid, muy cerca del rastro, un domingo. Después de varias vueltas por el barrio he sido incapaz de aparcar y viendo que me voy a retrasar un poco, decido llamarle.

-Espera Pepe, que yo tengo una plaza libre en el garaje del edificio. Bajo enseguida -Pues menos mal, porque está imposible encontrar un hueco hoy.

Llega Pablo al poco y juntos bajamos al parking, aparcamos, descargo el equipo y desde allí subimos en un pequeño ascensor hasta el piso.

-Echa un vistazo y ponte donde quieras, me dice. Voy a poner un poco de música Mientras empieza a sonar un disco de los “Taking Heads” veo en el salón un espacio perfecto para ir montando, delante de una pared vacía, junto a una estantería repleta de dvs. Allí puedo apoyar el fondo, montar un par de flashes y componer lo que va a ser el pequeño plató. Colocar el fondo?… donde esta el fondo?. No lo veo y ahora recuerdo que nos lo hemos dejado junto al coche al descargar en el garaje. Bajamos a comprobar, pero, tarde… ha desaparecido.

De vuelta en el piso, decido utilizar la pared directamente como fondo y allí termino de montar. Mientras, Pablo está en la cocina con algunos quehaceres y decidiendo qué prepararse para comer (parece que la opción de abrir una lata de fabada va cobrando fuerza). Está de Rodriguez.

-Listo Pablo, cuando quieras empezamos.

-OK vamos allá

Lleva una barba blanca de varios días bien recortada, un jersey negro y detrás tengo una pared amarilla que va a ser blanca en la fotografía; creo que puedo sacarle partido a eso, así que le explico lo que pretendo.

Me siento frente a el y me centro en plano muy corto para darle énfasis a la mirada y la textura de esa barba. Divido la imagen en dos tercios para la pared blanca y uno para el jersey negro. Ahora no quiero nada mas que me mire, nada de poses. Pablo se acerca… Click!!

 

Compartir