Pedro Reyes

 

Una excelente muestra del humor absurdo, iconoclasta, esperpéntico, y alocado de Pedro Reyes Pinchando Aquí.

Recuerdo la primera vez que vi en televisión a Pedro Reyes en aquel novedoso programa que fue La Bola de Cristal, donde junto a otro loco llamado Pablo Carbonell practicaban un humor realmente nuevo, extraño, absurdo y desquiciante. Desde entonces ha llovido y Pedro ha seguido dándole al humor marca de la casa y desarrollando otras facetas como actor, escritor e incluso director de cine.

Me costó trabajo encontrar el momento del año para venir a Valencia, pero ahora voy a aprovechar que he quedado con Pedro para descansar un par de días y de paso visitar allí a mi amigo Diego Fortea.

Los mejores chistes de Pedro Reyes Pinchando Aquí.

Con Pedro he quedado el ultimo día de mi visita a la ciudad en el hotel ACE Valencia, donde muy amablemente nos han cedido un espacio para poder trabajar en la sesión fotográfica.

Estoy sentado en el hall esperando a mi amigo Diego, cuando recibo la llamada de Pedro con un problemilla de ultima hora. ¡No puede venir hasta aquí!

No quiero marcharme sin este retrato así que rápidamente cambio mis planes, -vamos nosotros allí, le digo.

En cuanto llega Diego nos ponemos en marcha en dirección a una urbanización cercana a Valencia pero nada fácil de localizar. Hemos tenido que parar varias veces a preguntar y por fin tras unos pinchos de tortilla y algunas cañas, en un bar del camino, nos dan la pista buena.

Pedro nos recibe, de andar por casa, con un viejo y cómodo jersey de trabajo, se acaban de mudar y está todavía colocando y acoplando muebles. A mi me parece perfecto; me gusta retratar a la gente en su salsa.También nos saluda Lilo, un Boston Terrier que se acerca curioso a olisquearnos.

-Mira como estoy Pepe, me acabo de mudar y está todo… a ver donde te acoplas.

-No hay problema, ya verás.

Me ubico rápidamente, empiezo a preparar el fondo y la iluminación cuando llega a casa Gemma. Ella también es artista, enseguida hace migas con Diego y charlotean mientras yo hablando con Pedro termino de preparar el escenario.

Con todo listo, Pedro y yo nos ponemos a trabajar, Diego observa curioso, Gemma preparara algo de picoteo y Lilo nos espera a todos cerca de la bandeja.

Después de unos disparos, aparece una sonrisa y un brillo en los ojos que me recuerda al Pedro de los ochenta… Click!!

Lamento su prematura muerte constantemente. Descanse en paz.

 

Compartir